Compartir
El pasado día 4 de Febrero visitamos la exposición antológica (una muestra de las mejores obras) que cerrará la conmemoración de los cuatrocientos años del nacimiento del famoso pintor sevillano Bartolomé Esteban Murillo. Alumnos y alumnas de 1º de Bachillerato (la mayoría cursan la asignatura optativa “Patrimonio cultural y artístico de Andalucía”) y de la materia Historia del Arte de 2º de Bachillerato y los profesores María Isabel Rodríguez, Francisco Javier Peral y Joaquín Ramón Pérez (cuarenta y siete personas en total) fuimos a Sevilla para ver la exposición del Museo de Bellas Artes, donde tuvimos la suerte de reservar una visita guiada por monitores de esta pinacoteca. Estos técnicos nos enseñaron y explicaron los cincuenta y cinco cuadros que componen la muestra, que se ha dividido en nueve ámbitos: desde los temas religiosos, tan conocidos en la obra de Murillo, hasta los costumbristas de jóvenes pícaros de las Sevilla del siglo XVII (de los que solo uno de los lienzos se encuentra en España), pasando por los retratos de nobles o comerciantes que tampoco se habían expuesto nunca en la capital hispalense.
Es una gran oportunidad de contemplar obras procedentes de Londres, Nueva York, Múnich, Roma, Parma, Viena, Dublín, Dresde, Liverpool, Ohio, París, Birmingham, Budapest, México y Lisboa, además de unos cuantos cuadros del Museo del Prado y otros de colecciones privadas, como una representación de nuestra patrona, una Magdalena Penitente semidesnuda de la colección Arango.
Nos llamó también la atención una Natividad pintada sobre obsidiana, una piedra volcánica, procedente de Houston, una verdadera joya donde Murillo crea la impresión de una luz divina con el veteado natural del soporte. Otra sorpresa fue un “Cristo recogiendo sus vestiduras” de la Universidad de Illinois, que nos recordó una pintura de este tema tan extraño que hay en la iglesia de la Magdalena de Arahal.
El autorretrato de Murillo, la “Vieja despiojando a un niño”, “La pequeña vendedora de frutas”, “Los niños jugando a los dados” o los que juegan con una argolla son otros de los lienzos más destacados de la exposición, que estará abierta hasta el 17 de marzo y que en la opinión de los que la visitamos, merece la pena verla. 
Tras salir del Museo dimos un paseo por el centro de Sevilla, y algunas alumnas de Patrimonio nos hablaron de las curiosidades de la Catedral, el Archivo de Indias y el Palacio de San Telmo, destacando la participación que en estos monumentos tuvieron artistas a los que se atribuyen algunas realizaciones en Arahal y en Paradas, como Lucas Cintora o Antonio de Figueroa.
Fue una actividad satisfactoria, sobre todo por la posibilidad única de ver una gran muestra representativa de la obra de Murillo, cuya visita os recomendamos vivamente.
—————-
Post de Joaquín Ramón Pérez, coordinador de la actividad y profesor de Geografía e Historia y fotos de Marisa Rodríguez, profesora de Francés de nuestro centro.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Contacto

Acceso
EnglishFrançaisEspañol